Bostonomix Bostonomix

Support the news

Los Desarroladores Han Descubierto A Lynn ¿Ahora Qué?

Miembros de sindicatos locales protestan por las condiciones de trabajo en el proyecto inmobiliario de Munroe Street. (Jesse Costa/WBUR)
Miembros de sindicatos locales protestan por las condiciones de trabajo en el proyecto inmobiliario de Munroe Street. (Jesse Costa/WBUR)

Este reporte también está disponible en inglés.

En el centro de la ciudad de Lynn, se pueden ver trabajadores con arneses montados en vigas de acero pasándose materiales unos a otros.

Están construyendo un complejo mixto de 10 pisos, que será vivienda para más de 400 personas y traerá tres o cuatro tiendas y un restaurante nuevo al vecindario.

Parado en frente del proyecto en Munroe Street, el desarrollador Mike Procopio describió que esta es una nueva fase del proceso de construcción que ya se puede evidenciar en la ciudad.

“Estamos aquí en el centro de la ciudad, hay personas caminando alrededor, hay cafeterías, hay negocios... esto es realmente vibrante, una gran diversidad cultural de consumos y personas”, dijo. “La gente tiene la percepción de que Lynn es una ciudad dura, con pandillas y crímenes, lo que realmente fue verdad en los años 80, pero que ya no es el caso”.

Lynn se ha convertido en una de las ciudades mas amigables para el desarrollo inmobiliario en la región, de acuerdo a Procopio, en contraste con comunidades que pareciera que pusieran barreras en cada una de las etapas de la construcción. Hace diez años, la ciudad comenzó a reformar sus leyes de zonificación para aumentar la densidad de población en ciertas áreas, con un menor requerimiento de puestos de estacionamiento y permitiendo edificios mas grandes.

Con el proyecto de Procopio rompiendo el hielo para darle entrada a una oleada de otros constructores, los oficiales de la ciudad dicen que la reforma está mostrando resultados. “[Los constructores] han visto la zonificación y han dicho ‘Podemos construir un producto extremadamente competitivo en Lynn, a un precio significativamente mas reducido que en casi todas las áreas cercanas”, dijo Procopio.

El proyecto de 10 pisos que albergará a mas de 400 personas y traerá nuevas tiendas al vecindario en 34 Munroe Street en Lynn (Jesse Costa/WBUR)
El proyecto de 10 pisos que albergará a mas de 400 personas y traerá nuevas tiendas al vecindario en 34 Munroe Street en Lynn (Jesse Costa/WBUR)

Mientras Lynn entra en lo que las autoridades municipales llaman un auge histórico de desarrollo, la ciudad espera atraer a nuevos residentes - personas con trabajos bien remunerados que buscan una alternativa a Boston mas asequible.

La estrategia es incentivar viviendas a tasas de mercado cerca del transporte público, atrayendo a los constructores con exenciones fiscales que puedan hacer que las propuestas sean financieramente viables.

Pero el desarrollo de Lynn tiene sus detractores. Un conjunto de activistas en contra de la gentrificación de la zona — miembros de sindicatos y residentes de la clase trabajadora — han protestado en inauguraciones de proyectos y otros eventos en la ciudad, argumentando que es absurdo subsidiar viviendas a tasa del mercado mientras muchos otros inquilinos de la ciudad luchan para conseguir apartamentos que puedan costear.

El proyecto en Munroe Street es el primero de una media docena de desarrollos inmobiliarios que se encuentran en diferentes etapas del proceso de construcción, con cientos de nuevas unidades habitacionales en el horizonte y cientos de millones de dólares invertidos, según la ciudad.

“Les puedo decir que lo que está ocurriendo es un desarrollo histórico”, dijo Jim Cowdell, quien encabeza los esfuerzos de desarrollo económico en la ciudad. “Cuando se rezonificó el centro de Lynn y llevamos la altura a 10 pisos, todo el mundo dijo ‘Eso es una locura, nadie va a construir un edificio de 10 pisos’, ahora mientras hablamos eso es lo que está ocurriendo”.

Cowdell dijo que en su vida no ha existido una inversión de 90 millones de dólares en Lynn, refiriéndose al costo del proyecto en Munroe Street. Y ese es sólo el comienzo. Hay tres proyectos en construcción en la ribera del mar de la ciudad, sumando un total de 895 millones de dólares, según la oficina de Cowdell.

Lynn, que fue una vez una capital de fabricación de calzado del mundo, ha luchado para atraer buenos proyectos inmobiliarios desde la caída de la industria, según explica Cowdell. Las evidencias de esta dificultad abundan en la zona al lado del mar: concesionarios de autos, locales de comida rápida y tiendas grandes son lo que llenan un espacio que debería ser de bienes raíces de primera.

“En el pasado, Lynn simplemente se había asentado”, dijo Cowdell. “Y entonces Walmart vino a decirle a Lynn ‘Queremos abrir en la zona de tu muelle’, y la ciudad dijo ‘Adelante”.

Pero ahora, dice Cowdell, esos días se acabaron.

“Lynn Se Merece Algo Mejor”

Mas de 100 activistas a favor de viviendas asequibles y miembros de movimientos sindicales tomaron recientemente Munroe Street, cantando “Lynn se merece algo mejor” y criticando las condiciones del lugar de la obra, en el que un trabajador resultó gravemente lesionado a comienzos de este año.

Los manifestantes están molestos porque el proyecto inmobiliario de Munroe Street tuvo una exención tributaria de $2.5 por parte de la ciudad — una cantidad que los constructores y la ciudad dicen que era necesaria para hacer el proyecto viable.

Desde 2011, la renta ha aumentado mas de un tercio en la ciudad, de acuerdo a datos de Zillow; y en entrevistas, inquilinos de bajos ingresos han señalado la dificultad de conseguir viviendas asequibles a tasa del mercado.

Millie Cruz es una de aquellas personas que dicen haber sido empujadas a salir de Lynn por el aumento de los alquileres.

“Me desalojaron, sin tener ninguna culpa”, dijo Cruz a WBUR durante la protesta en Munroe Street. “Nuevos propietarios… me sacaron asi no mas. Y traté lo mas que pude para quedarme en Lynn pero no pude conseguir nada económico”.

Cruz ha vivido en Salem por dos años ahora, pero dice que está buscando una manera de volver.

Kathleen Santora, miembro del sindicato de pintores, dijo que esta ola de desarrollos inmobiliarios no debería estar orientado solo a personas que puedan pagar dos mil quinientos dólares al mes de renta.

“Ahora que Boston está saturado, somos atractivos [para los desarolladores] … tenemos el muelle, tenemos acceso a los aeropuertos, tenemos el tren”, dijo Santora. “Pero si la ciudad quiere dar exenciones tributarias a los constructores, tienen que delolvernos con algo — nos tienen que dar vivienda asequible”.

Lynn United for Change (Lynn Unidos Por El Cambio) es parte de una coalición que está abogando por el desarrollo equitativo de la ciudad. La organización ve los vecindarios gentrificados como Jamaica Plain y East Boston como canarios en la mina de carbón.

“No siento que ya la gentrificación de Lynn pasó”, dijo Isaac Simon Hodes, el líder de the Lynn United for Change. “Esa es la dirección hacia la que muchas personas con poder y dinero están empujando, pero creo que todavía hay una oportunidad… de tener un desarrollo que vaya por un camino diferente al que hemos visto en lugares como JP y East Boston”.

Lynn United for Change quiere que la ciudad cree mas viviendas asequibles y que considere medidas como el control de renta, el cual está prohibido por la ley del estado. Hodes dice que el grupo está trabajando para presentar al ayuntamiento una medida que requeriría a los desarroladores reservar unas unidades para arrendatarios de bajos ingresos, algo similar a lo que existe en Boston y Cambridge.

Oficiales de la ciudad han destacado que mas del 12 por ciento de las viviendas que existen en Lynn son subsidiadas — el doble e incluso el triple que en las comunidades alrededor de la ciudad, cuando son casi las mismas personas alquilando con vales del programa Sección 8.

Según Jeff Weeden, un oficial de la agencia de viviendas y planificación de Lynn, la ciudad quiere mantener el estado actual de viviendas asequibles. Eso significará que una de cada cuatro unidades tiene que ser asequible.

Aún así, Weeden reconoce que hay una escasez de viviendas económicas en Lynn. La ciudad comisionó un estudio de viviendas en 2016 en el que encontró que las unidades asequibles “palidecen si se comparan” con la necesidad que existe, habiendo solo una unidad subsidiada por cada 4.4 grupos familiares de bajo o moderado ingreso viviendo la ciudad.

Un Acto De Equilibrio

Mientras activistas del tema de vivienda quieren aprovechar el desarrollo de la ciudad para crear mas viviendas asequibles, los constructores dicen que la ciudad debe tener cuidado de no cerrar la válvula del desarrollo en Lynn forzándolos a incluir unidades habitacionales económicas.

“No estoy seguro si hay una manera de incluir las viviendas asequibles”, dijo Lou Minicucci, uno de los nuevos desarroladores en Lynn. “Creo que desalentaría el desarrollo en general”.

Una construcción en etapa temprana está en marcha con el proyecto de 95 millones de dólares de Minicucci en la zona del muelle, el cual añadirá 331 unidades de viviendas a tasa del mercado. Él conoce acerca de vivienda asequibles — no sólo las ha construido si no anteriormente fue autoridad de vivienda en North Andover.

Minicucci dice que Lynn necesita mas viviendas a tasa del mercado para atraer a personas de Boston y quitar la presión del parque inmobiliario que existe.

“El secreto, creo, para resolver el problema de la vivienda, el problema de viviendas asequibles, es mas producción”, dijo. “Es más unidades habitacionales. Por lo que a pesar de que nuestro proyecto no tienen ningún componente de viviendas asequibles, estamos contribuyendo al parque inmobiliario, lo cual debería beneficiar los precios de las viviendas en general”.

“Yo pienso que va a ser algo bueno para todo el mundo”, dijo.

Charlie Christopoulos pasa el sandwich para un cliente a su esposa Theodora en el local Charlie's Junction de Downtown Lynn. (Jesse Costa/WBUR)
Charlie Christopoulos pasa el sandwich para un cliente a su esposa Theodora en el local Charlie's Junction de Downtown Lynn. (Jesse Costa/WBUR)

En la tienda de comida Charlie’s Junction en el centro de Lynn, el dueño Charlie Christopoulos dijo que mas personas mudándose a la ciudad significa mas ganancias para su negocio”.

“Me gusta porque va a haber mas cosas, mas negocios mudándose para acá”, dijo Christopoulos parado frente a la parrilla durante el ajetreo de la hora de almuerzo. “Pienso que va a ser algo bueno para todo el mundo”, dijo.

Christopoulos es dueño del edificio, por lo que no tiene que preocuparse por el aumento de la renta. Pero otros negocios pequeños no tienen ese lujo. Cristino Acosta, quien es dueño de una barbería a unas pocas cuadras, dijo que mas personas con mas dinero va a llevar a que el propietario suba la renta. Acosta cree que sus días en el centro de la ciudad están contados.

“Otras personas pueden alquilar por mas dinero”, dijo. “Cuando eso pase qué voy a hacer? Me tendré que ir. Ahora vamos a tener que doblar la cantidad de cortes de cabello para poder costear la renta”.

Luego de nuestra entrevista inicial, Christopoulos dice que que un agente inmobiliario se acercó a ofrecerle comprar el edificio.

Christopoulos y su esposa decidieron vender. Después de tres décadas trabajando 15 horas al día, seis días a la semana, quieren un tiempo para ellos. Y este es el mercado inmobiliario más caliente que han visto jamas.

Traducido por El Planeta Media

Related:

Simón Rios Twitter Reporter
Simón Ríos is an award-winning bilingual reporter in WBUR's newsroom.

More…

+Join the discussion
TwitterfacebookEmail

Support the news