Edify Edify

Support the news

Aun Cuando Crece La Diversidad, Las Escuelas De Massachusetts Permanecen Segregadas

Traducido por El Planeta Media. Or, here in English.

Aun cuando Massachusetts se ha vuelto más diverso, un número creciente de sus escuelas públicas se están “segregando intensamente”.

En un nuevo informe, investigadores en educación argumentan que, como resultado, miles de estudiantes pierden los muchos beneficios de aprender en una comunidad diversa, y que, a medida que los ciudadanos exigen justicia racial, los funcionarios estatales no pueden enfrentar la tendencia.

A primera vista, el informe parece presentar una imagen del sistema de educación pública del estado que, algo rápido, se ha vuelto más diverso en más recintos. Por ejemplo, el número de escuelas con matrículas de estudiantes abrumadoramente blancos se ha derrumbado en el transcurso de poco más de una década, de 619 en 2008 a 173 según los últimos datos.

Y más que nunca las escuelas son “70-25 diversas”, lo que significa que ningún grupo individual ocupa más del 70% de sus asientos y los estudiantes blancos representan al menos una cuarta parte de la matrícula total.

Los autores del informe citan un hallazgo de que las escuelas en esa categoría tienen más probabilidades de incubar amistades interraciales entre los estudiantes y que los estudiantes de la minoría racial tienen menos probabilidades de reportar sentimientos de aislamiento.

(Max Larkin/WBUR)
(Max Larkin/WBUR)

Peter Piazza, investigador de educación y uno de los autores del informe, dijo que, como padre blanco en un momento político cargado, ese tipo de entorno es especialmente significativo.

“Fui a escuelas blancas altamente segregadas. Y me ha llevado mucho tiempo aprender sobre el racismo sistémico y todas las cosas que la gente protesta en las calles en este momento”, dijo Piazza. “No quiero eso para mis hijos. Quiero que entiendan su sociedad, en su complejidad, lo antes posible”.

Pero Piazza advirtió contra un tipo de optimismo basado en las tendencias generales, diciendo que el problema de la intensa segregación, en la que el blanco o los estudiantes de color representan el 90% o más de la matrícula de una escuela, no ha desaparecido, solo ha tomado nueva forma.

“Lo último que quiero que alguien saque del informe es que la demografía, si la dejamos sola, nos salvará”, dijo Piazza.

Él y tres coautores descubrieron que, aunque ahora en el estado hay 72% menos escuelas de estudiantes blancos “intensamente segregadas” que en 2008, también hay un 33% más de escuelas “intensamente segregadas” que sirven casi exclusivamente a estudiantes de color. El informe cuenta 192 de esas escuelas, incluidas 65 solo en Boston.

Eso podría, y debería, cambiar, argumentó Jack Schneider, coautor y profesor de educación en UMass Lowell.

“De los nueve distritos con escuelas no blancas intensamente segregadas, seis de ellos tienen la demografía en todo el distrito para producir escuelas uniformemente diversas”, dijo Jack Schneider, otro coautor. “Así que esto es algo que solo requiere la voluntad política para resolver”.

Cuando se le preguntó por qué las escuelas predominantemente negras y latinas representan un problema que necesita “solución”, Schneider, que es blanco, dejó en claro una cosa: “No hay nada mágico en los niños blancos”.

De hecho, agregó, la próxima investigación de su equipo argumentará que los estudiantes blancos pueden ganar más que cualquier otro grupo de entornos de aprendizaje integrados.

En cambio, su argumento se basó en el “control” desproporcionado de las familias blancas sobre los recursos económicos y el poder político en Boston y en todo el país. Si las escuelas se vuelven más diversas, dijo Schneider, “las familias blancas, al abogar por sus propios hijos, también abogarán por los recursos” para los estudiantes de color.

Además, argumentó Schneider, la sensación de aislamiento para los estudiantes de la minoría en una escuela segregada es real. “Cuando [los estudiantes de color] miran a su alrededor y no ven a nadie en sus escuelas que se parezca a la estructura de poder existente ... sabrán que aquellos con una opción se han ido. Eso envía un mensaje poderoso”.

Al pedirle comentarios sobre los hallazgos del informe relacionados con Boston, la concejala de la ciudad de Boston, Andrea Campbell, dijo que no estaba sorprendida.

“Vivo en Mattapan. Puedo conducir desde el centro hasta mi vecindario y veo la segregación”, dijo Campbell. “En este momento, la forma en que existe nuestro sistema, hay un camino estrecho hacia una experiencia exitosa en BPS (Boston Public Schools)... Si bien las comunidades de color soportan la carga de esas desigualdades, todos deberían preocuparse”.

En un plan publicado el verano pasado, Campbell solicitó la reelaboración del controvertido sistema de asignación de escuelas de Boston para que haya más asientos de calidad disponibles para los estudiantes de su vecindario y otros similares, pero dijo que hubo “poco movimiento” en el transcurso de un año.

Campbell dijo que aumentar la diversidad de los estudiantes a nivel escolar “no va a solucionar el problema” por sí solo. Pidió “voluntad política y acción audaz” para aumentar la diversidad de maestros, modernizar las escuelas secundarias y otras mejoras de calidad escolar en el distrito.

El resultado principal del informe es argumentar que el sistema de rendición de cuentas del estado, por el cual las escuelas son monitoreadas y clasificadas, basándose en gran medida en los resultados de los exámenes MCAS, fomenta el sesgo y los conceptos erróneos.

Schneider dirige el proyecto de investigación “Más allá de las calificaciones de los exámenes” en UMass Lowell, y ha sido un crítico abierto de las evaluaciones de calidad escolar basadas en pruebas estandarizadas durante años. Argumentó que el estado todavía deja a los padres con la falsa idea “de que tienen que elegir entre buenas escuelas y escuelas diversas”.

Piazza agregó que él cree que las bajas calificaciones en los exámenes “alimentan una percepción pública de las Escuelas Públicas de Boston que no creo que se merezcan por completo... Hay cosas fantásticas que no leerás” en el distrito, en parte porque no son tan fáciles de cuantificar.

Los autores del informe documentan una relación marcada entre la composición demográfica de las escuelas y su “percentil de rendición de cuentas”, donde el estado lo califica según la calidad general.

(Max Larkin/WBUR)
(Max Larkin/WBUR)

Algunos padres defensores se resisten a la idea de que las pruebas o los reguladores estatales tienen la culpa de las experiencias divergentes de los estudiantes basadas en la raza. Entre ellos se encuentra Keri Rodrigues, directora de Massachusetts Parents United, quien ha abogado por las escuelas autónomas (o escuelas charter), entre otras reformas educativas.

Rodrigues destacó el trabajo de la Brooke Charter School, donde una gran cantidad de estudiantes negros y latinos de bajos ingresos se encuentran entre los que tiene mejores calificaciones MCAS del estado.

“[Son] capaces de lograrlo, porque tienen recursos, tienen excelentes maestros ... y trabajan duro para superar intencionalmente la brecha de creencias”, dijo Rodrigues. “¿Por qué no replicaríamos eso?”

Tanto Schneider como Piazza trabajan en el Consorcio de Massachusetts para la Evaluación Educativa Innovadora, que está probando una medida alternativa más holística de la calidad escolar, incluida la diversidad misma.

El propio Schneider no es persuadido por los casos atípicos de las escuelas charter. “Cuando las escuelas se centran intensamente en mejorar las calificaciones de las pruebas estandarizadas, pueden mejorar esos puntajes. ¿A qué costo?”, preguntó.

Dijo que el estado ha dado a los legisladores y familias “el equivalente a las reseñas de Yelp” de las escuelas, cuando casi todos son “lo suficientemente inteligentes e interesados como para profundizar” en lo que las escuelas hacen bien en términos de proporcionar ambientes acogedores, ricos y diversos.

Rodrigues, en cambio, dijo que los resultados de las pruebas se encuentran entre los pocos puntos de datos en los que ella confía en “un sistema racista”.

“Los padres están muy preocupados no solo por si los niños están teniendo una experiencia alegre”, dijo. “Cuando abandonan el sistema educativo, es mejor que tengan una educación que valga la pena. Si no lo hacen... van a tener una vida muy, muy infeliz”.

Al cierre del informe, Schneider, Piazza y sus coautores plantean múltiples sugerencias para mejorar la diversidad en las escuelas públicas del estado, desde el nivel del distrito hacia arriba.

Destacan el modelo de “elección controlada” utilizado en Cambridge, que cultiva la diversidad en las escuelas al dar prioridad a los futuros estudiantes que empujarían a las escuelas a reflejar el distrito en general.

Campbell, junto con expertos de la Iniciativa de Investigación del Área de Boston, ha pedido un cambio más modesto en esa línea, garantizando más asientos de alta calidad para los estudiantes de comunidades marginadas en el algoritmo de asignación de escuelas.

Los autores del informe también recomiendan soluciones entre distritos, por ejemplo, estudiantes mayoritariamente latinos de Lawrence que viajan a escuelas en el norte de Andover, y viceversa, pero esos parecerían ser levantamientos políticos más grandes.

Los autores, Campbell y Rodrigues están informados por el feo cataclismo político que estalló hace casi 50 años cuando el juez James Garrity, junto con los líderes de la comunidad, trató de integrar las escuelas de Boston. Hoy, los defensores comparten el objetivo de resolver el problema de la equidad de una escuela a otra para siempre, aunque a veces por medios muy diferentes.

“Nuestra historia sobre este tema no es buena. Entiendo por qué la gente siente una duda generalizada para regresar, debido a cuán vitriólica fue la respuesta”, dijo Piazza. Luego señaló los disturbios en las calles de Boston y la nación en general, y pidió reparaciones y reformas.

“Los tiempos son diferentes. Y si tememos tener esa conversación nuevamente, nunca comenzaremos".

Max Larkin Twitter Reporter, Edify
Max Larkin is a multimedia reporter for Edify, WBUR's education vertical.

More…

Support the news