CommonHealth CommonHealth

Support the news

Qué Papel Juega El Massachusetts Community Tracing Collaborative En La Batalla Contra El COVID-19

Luisa Schaeffer scrolls through her COVID isolation case list for the day: one woman is out of milk, another needs help finding a doctor and making an appointment. A man asks about help paying his rent. (Jesse Costa/WBUR)
Luisa Schaeffer scrolls through her COVID isolation case list for the day: one woman is out of milk, another needs help finding a doctor and making an appointment. A man asks about help paying his rent. (Jesse Costa/WBUR)

Traducido por El Planeta Media. Or, here in English.

Es un momento familiar. Los niños quieren su cereal y el café se está preparando, pero no tienes leche. "No hay problema", piensas - "la tienda de la esquina está a sólo un par de minutos". Pero si tienes COVID-19 o has estado expuesto al virus, se supone que debes quedarte. Incluso esa rápida visita podría extender la cadena de transmisión.

La primera llamada del día de Luisa Schaeffer es de una mujer que está en la puerta de su apartamento en Brockton, debatiendo si dar ese corto paseo. El trabajo de Schaeffer es ayudar a la mujer a tomar la mejor decisión desde el punto de vista de salud pública.

La mujer tiene COVID-19. Schaeffer es su coordinadora asignada de recursos de cuidados, encargada de apoyar a la mujer mientras permanece aislada. A veces, ello resulta tan básico - e importante - como entregar un recipiente de leche.

"Esa es mi prioridad, tengo que poner leche en su refrigerador inmediatamente", dice Schaeffer. "La mayoría de las veces son las cosas sencillas las que pueden propagar el virus".

La mujer que necesita leche representa uno de los ocho casos remitidos a Schaeffer recientemente a través de la Massachusetts Community Tracing Collaborative (CTC). Los rastreadores de contacto hacen llamadas diarias a las personas en aislamiento cuando resultan positivas, y a los que están en cuarentena porque han estado expuestos al coronavirus y deben esperar 14 días para comprobar si se desarrolla el virus. El CTC estima que entre el 10% y el 15% de los casos solicitan asistencia. Sus solicitudes son remitidas a Schaeffer y a otros colegas.

La siguiente llamada de Schaeffer es a una mujer que no tiene un médico de cabecera. Schaeffer la ayudará a encontrar uno que esté tomando pacientes, y a hacer una cita. Ayudará a la mujer a solicitar un seguro médico a través de MassHealth. La llamada es en español.

Para su próxima llamada, Schaeffer cambia a su lengua materna, Cape Verdean Creole. El hombre del otro lado de la línea ha estado enfermo y sin trabajo, al igual que su madre. Solicitó cupones de alimentos y se los negaron. Schaeffer envía un mensaje al jefe regional de la oficina estatal que gestiona ese programa. Schaeffer, que ha sido prestada al CTC por su trabajo en el Centro de Salud del Vecindario de Brockton, tiene profundas raíces en la comunidad. El director dice que investigará el caso.

"Es un hombre muy agradable", dice Schaeffer. "Su personal trabaja muy rápido para proporcionar los cupones de comida al día siguiente”.

El CTC dice que la mayoría de las solicitudes son de alimentos, medicinas, máscaras y suministros de limpieza. Los pacientes de COVID-19 que están sin trabajo durante semanas o que no tienen trabajos asalariados pueden necesitar ayuda con el alquiler o con el desempleo. A una mujer mayor empleada en la lavandería de un asilo se le dijo que no se le pagaría mientras estuviera enferma. Schaeffer se puso en contacto con el abogado del CTC, quien le recordó a la compañía que durante la pandemia se requiere una licencia por enfermedad pagada.

Te puede interesar: Los temores de un aumento de casos de COVID-19 no se han materializado en Massachusetts

"Así que, ahora, todo está en su lugar. Empezó a cobrar", informa Schaeffer.

Hay fallos. La gente que es indocumentada teme perder su trabajo y volver a trabajar. Cuando el banco de alimentos local se agota, Schaeffer pide ayuda a un comerciante local. Cuando los clientes no saben qué hacer con la comida gratis disponible, Schaeffer encuentra un nutricionista y organiza una sesión de cocina por teléfono.

"Me gustan las llamadas triples", dice.

Schaeffer y otros coordinadores de recursos de atención han respondido a unas 10.000 solicitudes de ayuda hasta ahora a través del CTC. La demanda es probablemente mayor en Brockton, con tasas de infección más altas que en la mayor parte del estado y un 28,7% menos de ingresos medios por hogar.

"Muchas personas se encuentran en el límite de lo posible y a menudo es un solo diagnóstico como el de COVID el que puede llevarlos a un lugar donde el papel de coordinador de recursos se vuelve esencial para que vuelvan a sentir salud, bienestar y seguridad", dice John Welch, director de operaciones y asociaciones de Partners in Health's Massachusetts COVID Response.

Partners in Health, la organización sin ánimo de lucro que gestiona el programa de localización de contactos del estado, ha creado una coordinación de recursos de atención como un papel separado en este proyecto. No es nuevo. Los departamentos de salud locales incluyen rutinariamente lo que podría llamarse servicios de apoyo o envolventes cuando hacen el rastreo de contactos.

"No se puede tener una sin la otra", dice Sigalle Reiss, Directora de Salud pública de Norwood y Presidenta de la Asociación de Funcionarios de Salud de Massachusetts.

Pero Welch, que asesora a otros estados, dice que no se está prestando suficiente atención a la importancia de tener a alguien que ayude con la comida y el alquiler mientras los residentes están aislados.

"No veo eso como un enfoque universal con otros programas de rastreo de contactos en los EE.UU.", dice.

Algunos de los nuevos programas de rastreo de contactos que las escuelas, los empleadores o los estados se están apresurando a poner en marcha durante la pandemia sólo cubren lo básico.

"Se centran en: conseguir tu caso positivo, encontrar los contactos, leer el guión”, dice Adriane Casalotti, Jefa de Asuntos Gubernamentales de la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de Ciudades y Condados. "Y no es así como funciona la vida de la gente".

Casalotti reconoce que esta función de apoyo y servicios para las personas aisladas o en cuarentena aumenta el costo del programa de localización de contactos. Insta a que se destinen más fondos federales para ayudar con este gasto, así como una extensión federal de las bajas por enfermedad pagadas y más dinero para los bancos de alimentos para que las personas expuestas al coronavirus puedan asegurarse de que no les faltará comida.

"La vida de los individuos puede ser desordenada y complicada, por lo que esta ayuda les permite poder dejarlo todo y mantenernos a todos a salvo", dice Casaloitti. "Podemos ayudarles a superar los retos que puedan tener para que sea una elección fácil".

Related:

Martha Bebinger Twitter Reporter
Martha Bebinger covers health care and other general assignments for WBUR.

More…

+Join the discussion
TwitterfacebookEmail

Support the news