WBUR News WBUR News

Support the news

La Carrera Para Ser Contado: Por Qué Algunos Activistas De Mass. Temen Que El Senso 2020 Sea Lamentablemente Inexacto

Yessica Menéndez sostiene un folleto del Censo 2020 que le dio la Directora del Centro Presente, Patricia Montes. (Jesse Costa/WBUR)
Yessica Menéndez sostiene un folleto del Censo 2020 que le dio la Directora del Centro Presente, Patricia Montes. (Jesse Costa/WBUR)

Traducido por El Planeta Media. Read here in English.

Es un día de verano caluroso y húmedo en East Boston. Patricia Montes sale de su automóvil con una máscara azul sobre la boca y la nariz y mira hacia un portapapeles con varias páginas de nombres y direcciones, todos los residentes de East Boston que han sido apoyados de alguna manera por Centro Presente, la organización sin fines de lucro que ella dirige.

“Es muy difícil hacer un seguimiento porque [hay] demasiada gente y algunos de ellos se están mudando a otras ciudades porque no tienen suficiente dinero para pagar el alquiler”, dice Montes.

Coge dos bolsas azules de la compra entre la pila de donaciones de alimentos que está repartiendo y deja caer una tarjeta de información sobre el censo.

Su primera entrega es para Angélica, que ha estado sin trabajo durante meses después de recuperarse del COVID-19. Angélica, que se encuentra en el país sin documentación, llega a la puerta con una máscara protectora para recoger la entrega. Acordamos usar solo su primer nombre porque dice que estaría en peligro si la deportan a El Salvador.

El presidente Trump quiere excluir a los inmigrantes indocumentados de ser incluidos en los totales de población contados por el censo y usados para distribuir escaños en el Congreso. El memorando presidencial está siendo impugnado en los tribunales federales de todo el país, incluso en Boston, ya que la Constitución establece que se utilizará para la tabulación “un número total de personas en cada estado”. Mientras tanto, personas como Angélica están siendo incluidas en el conteo del censo.

La directora del Centro Presente, Patricia Montes, le explica a Angélica la importancia de completar el censo de 2020 mientras entrega alimentos a las familias necesitadas en East Boston. (Jesse Costa/WBUR)
La directora del Centro Presente, Patricia Montes, le explica a Angélica la importancia de completar el censo de 2020 mientras entrega alimentos a las familias necesitadas en East Boston. (Jesse Costa/WBUR)

Después de clasificar la comida, Montes anima a Angélica a completar el censo, y le explica que la información ayuda a asignar recursos federales. Angélica todavía tiene dudas pero, dice en español, se siente mejor después de hablar con Montes.

“Porque estoy aquí indocumentada y no sé si esto podría causar problemas en el futuro. Nunca se sabe. A veces tienes muchos miedos y preguntas, pero creo que ella me está dando buenos consejos y vamos a hacerlo”.

Subestimados, desatendidos

Este tipo de interacciones ocurren en ciudades y pueblos de todo el estado con organizaciones sin fines de lucro que encabezan la iniciativa y se enfocan en comunidades históricamente subestimadas, como aquellas con un gran número de inmigrantes y personas de color.

Muchas de estas mismas comunidades se han visto afectadas de manera desproporcionada por COVID-19. Montes dice que es difícil priorizar el llenado del censo cuando te concentras en alimentar a tu familia.

“Tienen derecho a ser contados, tienen derechos económicos y políticos”, dice Montes. “Entonces, es por eso que nos esforzamos mucho en darles comida, ser amigables con ellos y también enfatizar la importancia de participar en el censo”.

Los carteles que dicen “Aquí estamos y contamos” o “We are here and we count” cuelgan de las farolas en Bellingham Square animando a todos los residentes de Chelsea a completar el Censo 2020. (Jesse Costa/WBUR)
Los carteles que dicen “Aquí estamos y contamos” o “We are here and we count” cuelgan de las farolas en Bellingham Square animando a todos los residentes de Chelsea a completar el Censo 2020. (Jesse Costa/WBUR)

Todo esto está sucediendo en un período de tiempo cada vez menor.

Una vez que comenzó la pandemia, la Oficina del Censo extendió su fecha límite de conteo hasta finales de octubre. Pero hace unas semanas, la fecha límite de recolección se cambió al 30 de septiembre, y eso tiene a las organizaciones de base luchando.

Betty Francisco es co-fundadora de Amplify Latinx, una organización sin fines de lucro enfocada en construir el poder económico y político de los latinos en el estado. Ella dice que un plazo más corto resultará casi con seguridad en un conteo muy bajo.

“Creo que esa pérdida de un mes tiene consecuencias realmente nefastas sobre la cantidad de personas que se pueden censar”, dice Francisco. “Es ahora cuando los trabajadores del censo están tocando puertas, pero en algunas comunidades todavía tenemos un 50% de falta de participación, por lo que simplemente no hay suficiente tiempo”.

La oficina del Secretario de la Mancomunidad dijo en un correo electrónico que el financiamiento se está destinando a ayudar los esfuerzos de censar a las personas en las comunidades difíciles de contar en Boston y sus alrededores, y se extiende a ciudades como Lawrence y Holyoke, donde la tasa de respuesta todavía ronda el 50%. En 2010, la tasa de respuesta de Boston fue del 64%. Ahora mismo, es de 54%.

Beth Huang es la directora de Massachusetts Voter Table, que coordina la coalición que trabaja para aumentar la tasa de respuesta del censo en todo el estado. Ella dice que la coalición está duplicando sus operaciones por teléfono y mensajería de texto en algunas de las ciudades con las tasas de respuesta más bajas.

“Boston es una de las ciudades más difíciles de contar en todo el país porque tenemos tantos inquilinos, tenemos tantos inmigrantes, tenemos tantos jóvenes”, dice Huang. “Y algunas de las cosas que hacen de Boston y el Gran Boston un lugar tan fantástico para vivir también hacen que Boston sea increíblemente difícil de contar”.

‘Estamos luchando contra la fecha límite’

En las cercanías de Chelsea, los voluntarios de Chelsea Collaborative llevan tabletas digitales y se acercan a los residentes que se presentan en una despensa de alimentos móvil y les preguntan si completaron el censo o si necesitan más información. Ayudan a los residentes a completar el censo en línea mientras esperan recolectar cajas de comida gratis.

Con una tableta, la voluntaria de Chelsea Collaborative, Yudalys Escobar, ayuda a un residente de Chelsea a completar el censo de 2020 durante un evento de distribución de alimentos en 6th Street. (Jesse Costa/WBUR)
Con una tableta, la voluntaria de Chelsea Collaborative, Yudalys Escobar, ayuda a un residente de Chelsea a completar el censo de 2020 durante un evento de distribución de alimentos en 6th Street. (Jesse Costa/WBUR)

Viakie González, quien ayuda a coordinar los esfuerzos del censo para la organización, estima que el grupo ha completado miles de formularios del censo en línea. Pero, dice, todavía es difícil convencer a algunas personas de que tienen derecho a ser contadas y que su información no se compartirá con los funcionarios federales de inmigración.

“Nuestros residentes están cada vez más asustados debido a básicamente todo lo que está en la televisión, diciendo que no quieren que cuenten, apúrate, terminemos con esto”, dice González. “Bueno, por eso estamos caminando con nuestras tabletas y lo estamos logrando tan pronto como podemos y estamos luchando contra la fecha límite”.

Falta poco más de un mes para completar el recuento y otros 10 años antes de la próxima oportunidad para ser contado.

Shannon Dooling Twitter Reporter
Shannon Dooling is an immigration reporter at WBUR, Boston’s NPR news station.

More…

Support the news