WBUR News WBUR News

Support the news

Desempleados E Indocumentados, Miles De Personas Recurren A Organizaciones Comunitarias En Busca De Apoyo

Ada perdió su trabajo en un restaurante en marzo. Al no tener documentos, no puede obtener los beneficios de desempleo. (Shannon Dooling/WBUR)
Ada perdió su trabajo en un restaurante en marzo. Al no tener documentos, no puede obtener los beneficios de desempleo. (Shannon Dooling/WBUR)

Traducido por El Planeta Media. Or, here in English.

Parada en las afueras de su casa en Boston, Ada me habló de su antiguo trabajo, el que perdió en marzo.

“Tenía como tres o cuatro años trabajando en el restaurante. Hacemos, como, envolturas, cómo se dice, sándwich, ensaladas. Algo así”, dijo ella.

Ada cursó su bachillerato en Boston pero nació en El Salvador. WBUR acordó no usar su apellido porque dijo que teme por su seguridad si la deportan.

La joven de 30 años vive con su madre, su hermana, su novio y sus dos hijos, ambos ciudadanos estadounidenses. Su hijo de 9 años es el único que no se ha enfermado con COVID-19.

“Es un momento difícil porque casi todos en mi casa se enferman y mi novio casi muere”, dijo con la voz entre cortada. “Y el único apoyo que tenemos es [del] Centro Presente porque conocen mi situación”.

Miles de personas en el estado que están desempleadas e indocumentadas viven en circunstancias similares, sin acceso a beneficios federales o estatales, y organizaciones como Centro Presente, con sede en East Boston, están tratando de llenar ese vacío.

Patricia Montes, directora ejecutiva de Centro Presente, dijo que su organización está tratando de llenar ese vacío.

“[Los residentes indocumentados] están sufriendo porque la mayoría de ellos están perdiendo sus trabajos y más recientemente lo que pasa es que muchas familias están subempleadas”, dijo Montes.

El grupo es parte de una coalición más grande de 15 organizaciones, Massachusetts Immigrant Collaborative, que trabaja para distribuir asistencia en efectivo y comida gratis a los residentes indocumentados en el estado. El colectivo ha entregado más de $3 millones en donaciones privadas desde abril, cuando la ciudad de Boston ayudó a lanzar el fondo.

Montes dijo que le gustaría ver esfuerzos similares por parte del estado.
“No veo que el estado haga lo suficiente. No veo que nuestro gobernador haga lo suficiente”, dijo ella. “La gente está muriendo y lo que está haciendo la crisis del COVID es destapar todas estas crisis que la comunidad estaba enfrentando antes”.

En abril, el gobernador Charlie Baker y la primera dama Lauren Baker anunciaron el establecimiento de un fondo de ayuda para el COVID-19 en todo el estado para distribuir donaciones privadas a organizaciones sin fines de lucro que trabajan en las comunidades más afectadas por el virus, incluidas las comunidades de inmigrantes. Se han asignado más de $30 millones, según el sitio web del fondo.

Pero algunos defensores de los inmigrantes dicen que dar cheques a organizaciones sin fines de lucro no es suficiente: el estado necesita una red de seguridad oficial para los residentes indocumentados que, según algunas estimaciones, constituyen el 5% de la fuerza laboral del estado.

“Mucha gente depende de organizaciones comunitarias como la nuestra a diario, con pandemia o no”, dijo Juan Pablo Blanco, coordinador de MassUndocuFund, que ha recaudado $1 millón en donaciones para apoyar a los residentes estatales indocumentados que están desempleados debido a la pandemia.

La organización que administra el fondo, Mass. Jobs with Justice, no está diseñada para ser un proveedor de servicios directo, pero Blanco, él mismo antes indocumentado, dijo que el grupo se ha ajustado durante la crisis.

“Es una especie de vergüenza que tengamos que intervenir y hacer todo este trabajo cuando, ya sabes, se supone que el estado debe estar haciendo esto”, dijo.

La Coalición de Defensa de los Inmigrantes y Refugiados de Massachusetts (MIRA, por sus siglas en inglés) publicó una encuesta en julio que analizaba el desempleo entre los hogares de inmigrantes. Entre los que respondieron de hogares con miembros indocumentados, el 83% informó haber perdido un trabajo y el 82% informó que no recibió beneficios por desempleo, principalmente debido a su estatus migratorio.

Eva Millona, presidenta y directora ejecutiva de MIRA, dijo que el estado no puede recuperarse por completo hasta que todas las familias trabajadoras, incluidos los inmigrantes indocumentados, reciban apoyo.

“Estas familias, las familias indocumentadas, las familias de estatus mixto, son parte de quienes somos”, dijo. “Son trabajadores de primera línea, trabajadores de la salud, trabajadores agrícolas, conductores de camiones de reparto, trabajadores de restaurantes y más. No habrá recuperación del COVID si todas las familias no son parte del plan”.

De vuelta en su escalinata frente a su apartamento, Ada dijo que ha utilizado todos los ahorros que tenía antes de la pandemia. Pero aún así, tiene esperanzas.

“Intento buscar trabajo porque este mes fue muy difícil”, dijo ella. “Traté de ayudar a mi novio. Ahora está mejor, así que ahora puedo buscar trabajo y mantener a mi familia”.

Mientras tanto, dijo estar agradecida por el apoyo de su comunidad.

Related:

Shannon Dooling Twitter Reporter
Shannon Dooling is an immigration reporter at WBUR, Boston’s NPR news station.

More…

Support the news