Support the news

Lo Que Revela La Deportación De Un Estudiante De Boston Sobre La Policía Escolar Y La Inteligencia De Pandillas

East Boston High School en 2017 (Cortesía East Boston High School)
East Boston High School en 2017 (Cortesía East Boston High School)

Este reporte tambien está disponible en inglés.

Fue una discusión a la hora del almuerzo entre los estudiantes de East Boston High School que rápidamente quedó en nada. Pero lo que ocurrió ese día puso en marcha una serie de acciones y, tres años después, todavía hay repercusiones para un joven llamado Orlando.

Su historia muestra cómo las observaciones de una discusión aparentemente mundana en la escuela secundaria pueden tener un profundo impacto cuando se ponen en manos de funcionarios federales de inmigración.

'Hay Demasiada Muerte Aquí'

La pequeña ciudad de Metapán está a aproximadamente dos horas en automóvil de la capital salvadoreña de San Salvador. Está cerca de la frontera con Guatemala.

Es una tarde calurosa y húmeda cuando nos encontramos con Orlando, de 22 años. Se limpia el sudor de la frente de vez en cuando y dice que es más seguro para nosotros hablar en la plaza en lugar de encontrarnos con él en la casa de sus abuelos. Regresó a El Salvador en enero y dice que la vida aquí es muy dura.

"No puedo encontrar trabajo aquí, no hay nada. Esto es realmente muy peligroso," dice en español. "Hay demasiada muerte aquí. Y miedo, hay mucho miedo."

"No puedo encontrar trabajo aquí, no hay nada. Esto es realmente peligroso. Hay demasiada muerte aquí. Y miedo, hay mucho miedo."

— Orlando

Hemos acordado usar solo su segundo nombre porque Orlando teme por su seguridad en El Salvador y por la seguridad de sus abuelos. Orlando nació en Metapán, pero nunca se siente como en casa. Dice que su madre lo abandonó cuando era pequeño y que más o menos se ha estado criando él solo durante una gran parte de su vida. Por eso decidió buscar a su padre. Cuando tenía 17 años, comenzó el viaje, solo, dirigiéndose al norte hacia la frontera de EE.  UU. y México y, al final, a East Boston.

"Fue horrible. Tuve que viajar por tierra, y fue duro. Sufrí mucho," dice. "Me maltrataron mucho en el camino."

Orlando dice que fue secuestrado en México y retenido como rehén durante casi un mes antes de escapar. Poco después, cruzó ilegalmente la frontera cerca de McAllen, Texas.

Llegó como menor no acompañado en 2014 y fue puesto bajo la custodia de su padre en Boston. Orlando obtuvo una visa juvenil especial para inmigrantes y solicitó la residencia. Dice que se sentía seguro en Boston, trabajando y yendo a la escuela.

"No lo sé, creo que me acostumbré a estar con mi familia," dijo. "Eso es lo que más quería."

Y entonces, en 2015, un jueves por la tarde en noviembre, todo eso cambió.

'Es Una Caja Negra'

Sarah Sherman-Stokes, profesora de clínica en la Clínica de Derechos de los Inmigrantes de la Universidad de Boston, instruye a un joven cliente de El Salvador sobre su próxima cita en la corte de inmigración. (Jesse Costa/WBUR)
Sarah Sherman-Stokes, profesora de clínica en la Clínica de Derechos de los Inmigrantes de la Universidad de Boston, instruye a un joven cliente de El Salvador sobre su próxima cita en la corte de inmigración. (Jesse Costa/WBUR)

La abogada Sarah Sherman-Stokes abre el cajón superior de un archivador en su oficina de la Universidad de Boston. Sherman-Stokes es directora asociada del programa de Derechos de Inmigrantes y Trata de Personas de la universidad. Representó a Orlando en sus procedimientos de inmigración. Hojea docenas de carpetas, todas relacionadas con el caso de Orlando.

"Quiero decir, parece, de alguna manera, como este tipo de tumba," dice ella, "donde todos los papeles vinieron a enterrarse."

Dos de esas páginas -un reporte de incidente presentado por un oficial de policía de East Boston High School- activó lo que vino después.

Comenzó cuando unos cuantos estudiantes se burlaron de otro estudiante en un aula, detalla el informe. La clase termina y pasan a la cafetería para almorzar, momento en el que unos cuantos estudiantes se enfrentan unos a otros. Lo que sigue se describe en el informe como un intento "infructuoso" de iniciar una pelea. Se menciona a un estudiante que le dijo a un funcionario escolar que escuchó decir a unos amigos que algunos de los jóvenes involucrados podrían ser parte de una pandilla.

Según el informe, los policías escolares revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad. Orlando fue identificado como uno de los estudiantes involucrados. En el reporte, aparece como asociado con la pandilla MS-13. La descripción del incidente termina indicando que " ... este incidente también se enviará al BRIC."

El Boston Regional Intelligence Center [BRIC] es una unidad del Departamento de Policía de Boston que recopila y analiza inteligencia. Esa información se comparte con la policía federal.

Nueve meses después de que el policía escolar presentara el reporte, Orlando se estaba preparando para ir a trabajar a un restaurante mexicano cercano cuando fue arrestado en la casa de su padre por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE).

Ese reporte de dos páginas sobre el incidente escolar se abrió camino hacia lo que se conoce como un "paquete de pandillas": información compilada por Homeland Security Investigations, o HSI. No está claro cómo ocurrió, pero Orlando supuestamente evolucionó, a los ojos de las autoridades, hasta convertirse en un miembro verificado y activo de la MS-13. Esas eran las clasificaciones impresas en letras mayúsculas en la primera página del paquete de pandillas del gobierno.

"El creador de este informe suele ser un agente especial de HSI y esa persona generalmente no está disponible en el tribunal para ser interrogada," señaló Sherman-Stokes. "Uno de los problemas aquí es que es una caja negra. Ya sabe, no nos queda claro cómo se tomó esta determinación de que el cliente es un miembro verificado y activo de una pandilla callejera: ¿cómo se toma esa determinación?"

El caso del gobierno también incluía algunas fotos impresas de la cuenta de Facebook de Orlando. Las notas manuscritas en los márgenes y las flechas apuntan a detalles como cordones azules y un sombrero de los Chicago Bulls como prueba, según los fiscales, de la afiliación a MS-13.

Orlando, por su parte, insiste en que nunca estuvo involucrado con la pandilla. La abogada de Orlando, Sherman-Stokes, dice que este no tiene antecedentes penales.

Alrededor de este tiempo, East Boston y las comunidades vecinas vieron un aumento en los delitos violentos que se cree estaban asociados con la actividad de las pandillas organizadas. Muchas de las víctimas eran jóvenes de ascendencia centroamericana. En enero de 2016, las autoridades federales, estatales y locales hicieron arrestos en todo el Gran Boston que condujeron a una imputación general de más de 60 presuntos miembros y asociados de MS-13. El mes pasado, uno de los miembros fue condenado a cadena perpetua en relación con los asesinatos de dos adolescentes en East Boston. Las víctimas habían sido apuñaladas docenas de veces.

El informe del incidente escolar de Orlando fue enviado al BRIC por un sargento de la Policía Escolar de Boston. Según una transcripción de su testimonio en el tribunal de inmigración, el oficial dice que no recibió capacitación especializada en la identificación de actividades de pandillas, pero sus años en el trabajo le enseñaron sobre el comportamiento de las pandillas. Continúa testificando que el seguimiento del comportamiento de las pandillas es una parte importante de sus deberes en East Boston High.

Los policías escolares son empleados de las Escuelas Públicas de Boston, no del Departamento de Policía de Boston. En un correo electrónico, un portavoz de las Escuelas Públicas de Boston dijo que el Departamento de Policía de Boston brinda capacitación con regularidad a los policías escolares sobre la actividad de las pandillas.

'Yo Nunca Pondría Esto En Una Base De Datos De Inteligencia Criminal'

Thomas Nolan es un ex detective de pandillas de la Policía de Boston y profesor de criminología. Actualmente trabaja como analista, evaluando información para abogados de inmigración cuyos clientes tienen los llamados "paquetes de pandillas" creados por el gobierno federal.

Nolan dice que le preocupa que los oficiales de la Policía Escolar de Boston se estén comportando más como la policía de Boston, pero sin la capacitación adecuada.

"La Policía Escolar de Boston está ingresando información en la base de datos BRIC que muchas veces no solo es inexacta, sino que [también] está excediendo los límites de su autoridad," dijo.

Nolan también trabajó para el Departamento de Seguridad Nacional de los EE. UU., la agencia que supervisa los centros de inteligencia regionales como el BRIC. Dice que viajó por todo el país capacitando a las autoridades policiales sobre el tipo de información que debería compartirse en estas bases de datos. WBUR le mostró el informe del incidente de la escuela en el que se denunciaba la asociación de Orlando con la pandilla y describía el incidente de la cafetería.

"Bueno, alguien que reciba este tipo de información en el BRIC debe hacer una evaluación de si esto está incluido correctamente o no en la base de datos de inteligencia criminal," dijo Nolan, "y si yo hubiera visto esto, nunca lo habría incluido en una base de datos de inteligencia criminal."

El Departamento de Policía de Boston no respondió a las solicitudes de comentarios.

Algunos policías escolares de Boston han ejercido su autoridad fuera de la propiedad escolar que, según los funcionarios de las Escuelas Públicas de Boston, está fuera de la jurisdicción de la policía escolar. Seis estudiantes enumerados en un "Informe de inteligencia de la policía escolar de Boston" obtenido por WBUR fueron detenidos y registrados en 2017 por agentes de la policía escolar de Boston en un parque para perros en East Boston. El informe fue incluido en uno de los "paquetes de pandillas" del gobierno federal. Fue presentado por el mismo sargento que alegó que Orlando era un miembro de una pandilla.

La Policía Escolar de Boston presentó este llamado "informe de inteligencia" en el que se detalla el "cacheo" de estudiantes fuera de la propiedad escolar en East Boston. Los detalles de identificación en el informe han sido ocultados por WBUR.
La Policía Escolar de Boston presentó este llamado "informe de inteligencia" en el que se detalla el "cacheo" de estudiantes fuera de la propiedad escolar en East Boston. Los detalles de identificación en el informe han sido ocultados por WBUR.

Nolan se pregunta si los líderes de la ciudad son plenamente conscientes de la forma en que fluye la información entre la Policía Escolar de Boston y los funcionarios federales de inmigración.

"Esta ciudad, Boston, se representa a sí misma como una 'ciudad santuario,' " señala. "Sin duda, transmite la idea de que esta ciudad y su organismo policial no cooperarán y no facilitarán las deportaciones y las detenciones de ICE cuando, de hecho, el Centro Regional de Inteligencia de Boston está haciendo precisamente eso."

WBUR envió repetidas solicitudes de información pública a las Escuelas Públicas de Boston, solicitando detalles sobre la capacitación para la policía escolar y otros informes de incidentes que incluyen denuncias de pandillas. A pesar de ganar una apelación de la oficina de registros del estado, WBUR recibió una respuesta de la ciudad denegando la solicitud y declarando que los registros son parte de un litigio activo y en curso. 

La ACLU de Massachusetts demandó recientemente al Departamento de Policía de Boston por el acceso a su base de datos de pandillas, citando un aumento en las denuncias de pertenencia a pandillas para mantener a las personas detenidas y, en algunos casos, como base para la deportación.

El Paso De Los Días 

Después de pasar más de un año detenido por inmigración en Boston, Orlando firmó su propia deportación en 2017, contra el consejo de su abogada. Estaba demasiado deprimido, dice, para esperar el resultado del proceso de apelaciones tras las rejas.

Orlando sentado en una plaza en Metapán, El Salvador. (Jesse Costa/WBUR)
Orlando sentado en una plaza en Metapán, El Salvador. (Jesse Costa/WBUR)

Sentado en Metapán, Orlando mira hacia la plaza, reflexionando sobre su vida en Boston.

"Estaba allí estudiando y trabajando y todo. Estaba haciendo todo eso cuando me agarraron," dice. "Arruinaron mi vida y, sinceramente, no sé si alguna vez tendré otra oportunidad como esa."

Orlando todavía se está adaptando a sus alrededores en El Salvador. Está buscando trabajo, pero dice que es casi imposible de encontrar. Pasa la mayoría de los días en la casa, solo para pasar el tiempo.

Related:

Shannon Dooling Twitter Reporter
Shannon Dooling is a reporter representing WBUR on a team of public radio station journalists in the New England News Collaborative.

More…

+Join the discussion
TwitterfacebookEmail

Support the news